Venus pudo ser un planeta habitable hace millones de años

Venus pudo ser un planeta habitable hace millones de años

Un nuevo estudio de la NASA indica que en el pasado la superficie de Venus pudo tener condiciones propicias para el desarrollo de la vida, antes de que un cataclismo desconocido lo convirtiera en el escenario de pesadilla que es actualmente.

La ciencia ficción de principios del siglo XX describía a Venus como un planeta caluroso por su proximidad al Sol, pero aún habitable para los seres humanos. Se creía que debajo de las nubes que ocultan la superficie de ese planeta había pantanos y muchos escritores de ficción futurista describían a los dinosaurios y plantas carnívoras de su superficie.

Estas ideas se desvanecieron cuando las sondas soviéticas Venera llegaron a la superficie y encontraron un desierto de casi 500 grados Celsius, con una densa atmósfera de dióxido de carbono, una presión atmosférica similar a la del fondo de los océanos terrestres y lluvias de ácido sulfúrico que están acompañadas de tormentas eléctricas.

Sin embargo, un nuevo estudio basado en modelos matemáticos nos dice que es posible que Venus haya tenido agua líquida, e incluso vida, hasta hace 700 millones de años, cuando una catástrofe desconocida cambió para siempre el clima del planeta.

Los científicos de la NASA que hicieron el estudio dicen que durante la mayor parte de su historia Venus tuvo una superficie cubierta por agua, al menos parcialmente, además de placas tectónicas y un clima templado similar al de la Tierra. Además, llegaron a la conclusión de que este periodo puede haber durado 3 mil millones de años, basándose en simulaciones de las antiguas condiciones climáticas de ese planeta.

Los investigadores plantearon varios escenarios diferentes, con océanos de profundidades entre 300 y 10 metros, e incluso un escenario hipotético donde todo el planeta Venus estaba cubierto por agua. Las temperaturas en la superficie serían de entre 20 y 40 grados Celsius.

Hace 700 millones de años algo cambió para que Venus se convirtiera en el infierno que es ahora. Los científicos de la NASA creen que el ciclo carbonato-silicato del planeta, que existe en la Tierra y que regula la temperatura gracias a que el CO2 de la atmósfera es absorbido por las rocas, se interrumpió en Venus, tal vez debido a la actividad volcánica.

Lo relevante de este nuevo estudio es que los exoplanetas con características similares a las de Venus, y que hasta ahora se consideraban inhabitables por su cercanía con sus respectivas estrellas, podrían tener agua en estado líquido y temperaturas templadas, convirtiéndolos en candidatos para contener vida.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *