Tips para mantenerte alerta en el trabajo

Tips para mantenerte alerta en el trabajo cuando no has dormido bien

Es muy sabido que la cantidad de horas de sueño que requerimos varía de acuerdo a nuestra edad. Un adulto necesita entre 7 y 9 horas de sueño para estar alerta.

Ahora bien, no siempre podemos descansar adecuadamente aun cuando estamos conscientes de que al día siguiente tenemos que estar en la oficina. A veces es algo planeado (un concierto, una reunión con amigos) pero en la mayoría de las veces el insomnio nos ataca cuando menos lo deseamos.

Aquí te presentamos varias cosas que puedes hacer para rendir en el trabajo si no descansaste lo suficiente.

  1. Toma café de forma estratégica.No es un secreto que la cafeína te mantiene despierto. Una taza de café contiene unos 100 mg de cafeína, una dosis adecuada para la mayoría de las personas aunque dependiendo de tu peso corporal es posible que necesites el doble. La cafeína tarda de 15 a 30 minutos en provocar un efecto que dura entre 3 y 4 horas, por lo que si planeas tu día adecuadamente el café puede ser de gran ayuda, aunque debes recordar que la cafeína solo disimula el cansancio.
  2. Toma agua en abundancia. Cuando estamos deshidratados nos sentimos cansados. Es por esto que entre más agua tomes te sentirás más alerta. Un beneficio adicional es que deberás levantarte con más frecuencia para ir al baño, algo que te ayudará a mantenerte en movimiento y no cabecear en tu escritorio.
  3. No olvides la actividad física. Un ejercicio tan sencillo como caminar ayudará a la circulación de la sangre y también tendrá un efecto benéfico en tu mente. La razón es que al moverse tus músculos envían señales al mecanismo central del cerebro que provocan un estado de alerta. Algo tan sencillo como cambiar de rutina o hablar con alguien puede ser de gran ayuda.
  4. Simplifica tus tareas pendientes.Es normal que quieras resolver varias cosas a la vez pero cuando estás cansado definitivamente será más difícil que puedas hacer esto. Cuando te desvelas, tu memoria operativa no funciona al mismo nivel. Lo que esto significa es que no puedes tener tantas cosas en la mente al mismo tiempo. Dale prioridad a las tareas urgentes o importantes y deja el resto para después.
  5. Acércate a la luz. Cuando estás muy cansado la luz brillante te resulta molesta y es probable que prefieras trabajar con las cortinas cerradas. Esto es un error porque tu reloj biológico se rige por ciclos de luz y oscuridad. La luz del Sol es particularmente útil porque incrementa tus niveles de vitamina D y B. Además, un poco de luz solar mejorará tu estado de ánimo, te ayudará a concentrarte y reforzará tu sistema inmune.
  6. Evita las comidas pesadas. Si no quieres roncar en presencia de tu jefe durante la tarde es mejor que te alejes de la comida chatarra o que contiene muchos carbohidratos. Lo mejor es hacer varias comidas ligeras de alimentos que contengan proteínas, sobre todo tirosina. Los alimentos que se recomiendan en estos casos son frutas, vegetales, yogurt, pollo y pescado.