Tinder, Pokemon Go y AirDrop son las nuevas armas de los activistas en Hong Kong

Tinder, Pokemon Go y AirDrop son las nuevas armas de los activistas en Hong Kong

En el tercer mes de protestas contra las nuevas medidas del gobierno chino en Hong Kong los manifestantes han tenido que recurrir a apps de citas y juegos para contrarrestar la tecnología de las autoridades.

Un proyecto de ley que autorizaba la extradición de los ciudadanos de Hong Kong a China, así como la disminución de libertades en la ciudad que durante un siglo fuera colonia británica, desencadenó protestas masivas que están a punto de cumplir 100 días. En 2014 hubo manifestaciones parecidas que se organizaron vía Facebook y WhatsApp, pero las medidas tomadas por el gobierno comunista obligaron a los activistas a volverse cada vez más creativos.

El gobierno chino tiene algunas de las técnicas más sofisticadas para identificar a sus opositores, incluyendo software de reconocimiento facial que fue muy útil para arrestar a los líderes de protestas anteriores. Por esa razón en Hong Kong muchos manifestantes estaban usando rayos láser para ocultar su rostro de las cámaras de seguridad y también preferían comprar boletos físicos para desplazarse en tren en lugar de usar las tarjetas de prepago con las que se podían rastrear sus movimientos.

En un principio los manifestantes se organizaron con Telegram, una app de mensajería con un cifrado más seguro que el de WhatsApp, pero cuando la plataforma se cayó, presuntamente debido a un ataque DDoS de las autoridades chinas, los activistas empezaron a crear perfiles de Tinder que contienen el origen de las protestas e información sobre lo que está pasando en Hong Kong para que la gente en China no se quede solamente con la versión oficial. Si haces “match” con uno de esos perfiles puedes contactar directamente a los hongkoneses que están detrás de la protesta, de modo que ellos pueden permanecer en el anonimato.

Otro recurso en las protestas es AirDrop, el sistema de transferencia de archivos de Apple. Como muchos usuarios lo tienen habilitado por defecto para recibir archivos de cualquier persona, lo que facilita difundir mensajes e imágenes que las autoridades chinas quieren suprimir.

Tal vez la herramienta más curiosa de los manifestantes es Pokemon Go. Se crean eventos masivos con el pretexto capturar pokemones, aunque la verdadera intención es desafiar a la policía. Como existe el riesgo de ser arrestado un grupo de choferes de Uber se han unido a la protesta, desactivando su ubicación pero comunicándose con los manifestantes para darles una vía de escape si las cosas se salen de control.

Por último, hay que decir el gobierno chino también está usando las redes sociales para amedrentar a los manifestantes. En las últimas semanas han aparecido varios videos que muestran maniobras militares cerca de Hong Kong y también se difundió un mensaje donde un funcionario chino le advertía a los activistas que estaban jugando con fuego.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *