The Mandalorian. La serie tipo RPG que no esperábamos.

The Mandalorian. La serie tipo RPG que no esperábamos.

Por: Alma Carime Rebollo López

Como seguro ya saben, recientemente se estrenó esta serie de Disney. Es una historia de Jon Favreau, quien es actor y también ha sido director de películas como Iron Man 1 y 2, The Jungle Book y la nueva versión de The Lion King. El capítulo piloto lo dirigió él y la dirección de fotografía estuvo a cargo de Greig Fraser, mejor conocido por su trabajo en Let Me In, Rogue One y en películas que todavía no se estrenan como Dune y The Batman.

La historia tiene una premisa bastante sencilla: un cazarrecompensas es contratado por agentes del Imperio para encontrar a un individuo de 50 años, pero que resulta ser un tierno infante. ¿Notan la ironía? Porque yo sí. Favreau, sin duda alguna, está siguiendo las reglas de una de las biblias del guionista: Save the cat (“salva al gato”), el popular libro de Blake Snyder que se titula así porque recomienda que el protagonista haga una buena acción cuando lo conocemos.

The Mandalorian luce sospechosamente como un videojuego

Así es, esta serie tiene varias características que hacen sentir como que en realidad estás viendo un videojuego y, más específicamente, uno de tipo RPG (Role Playing Game o juego de rol).

¿Qué es lo que nos estamos encontrando en la serie? Para empezar tenemos a un protagonista, llamado Mando, que supuestamente es muy habilidoso como cazarrecompensas y, por tanto, es conocido por ser el mejor, pero conforme avanza la historia nos damos cuenta que sí es bueno en lo que hace, pero le fallan algunas cositas que obviamente van a ser mejoradas en el camino. ¿Subiremos de nivel? Seguro que sí.

Entonces, Mando realiza uno de sus trabajos y le pagan por ello con “dinero” y con un metal llamado beskar. ¿Y qué hace nuestro protagonista? Pues toma el metal y va con una herrera mandaloriana para que le fabrique una hombrera: la armadura acaba de subir de nivel.

Después termina aceptando lo que, hasta ahora, es la misión más difícil y demandante de todas, esto lo lleva a otro planeta donde conoce a un personaje que no duda en ofrecerle su ayuda (o el clásico aliado que te encuentras en cualquier sitio al que vayas en cualquier RPG) y que le dice que para llegar tal lugar necesita cabalgar un bicho y, por tanto, necesita domar a dicho animal. Así es como en una misión secundaria logra domar al bicho. Nueva habilidad desbloqueada.

Más adelante se enfrenta a unos personajes que le roban partes de su nave desatando una especie de minijuego del tipo: trepa hasta la cima de un vehículo en movimiento mientras hay obstáculos y contrincantes tratando de hacerte caer.

Esto última lleva, una vez más, a una misión secundaria que es necesaria para que Mando obtenga lo que necesita. Ese contrincante, sin embargo, está varios niveles por encima de nuestro protagonista, lo que por un momento nos hace dudar si podrá completar la misión principal del juego… digo, de la serie.

Ahora a esperar a que se emita el quinto capítulo de esta serie.Pasan otras cosas importantes en la historia principal y Mando termina viajando a un planeta donde no lo puedan alcanzar fácilmente. Y como en casi todos los videojuegos: cualquier planeta, ciudad o población a la que llegues seguro tiene algún problema y necesita ayuda con algunos tipos malos que les causan desazón, y obviamente nuestro protagonista tarde o temprano les ayudará porque no importa qué tan duro o inexpresivo nuestro cazarrecompensa sea, en el fondo sabemos que es bueno y empático. Misión secundaria aceptada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *