Tardígrados: ¿Seres inmortales?

Tardígrados: ¿Seres inmortales?

Por: César González 

Al oír este nombre tal vez se te venga a la mente algún ser extraterrestre o tal vez un personaje sacado de alguna serie de ciencia ficción. Nada de eso, ya que este personaje será el único sobreviviente cuando llegue el fin del ser humano o la vida en este planeta. Así como lo oyes, sobrepasarán a las mismísimas cucarachas que han sobrevivido a la extinción de los dinosauros, después de todo el calvario que han tenido que sufrir para poder coexistir y adaptarse a nuevos ambientes.

Los tardígrados, o “osos de agua” como se le llama comúnmente, son criaturas diminutas. Miden entre 0.2 y 1.1 mm y además son transparentes, por lo que a simple vista es apenas posible detectarlos en los sitios donde viven, que son algas o musgos. Sin embargo, pese a su pequeño tamaño podemos decir que es una especie con superpoderes.

La esperanza de vida de estos pequeñines son de 60 años de vida. Y se preguntarán, “¿no que inmortales?” La verdad es que llegan a resistir temperaturas extremas, que van de los 150 °C hasta casi el cero absoluto. Pueden sobrevivir sin agua ni comida por más de 20 años.

Las principales características que definen a estos individuos son los siguentes:

  • Poseen 8 patas y cada una tiene de 4 a 8 garras o pezuñas.
  • Toleran los 5.700 grays de radiación ionizante.
  • Resisten al vacío sin oxígeno del espacio.
  • Tienen un sofisticado sistema para sobrevivir a la desecación total.
  • Aguantan hasta 10 kilómetros bajo el mundo marino.

Estas son sólo las principales razones por las que estas criaturas son consideradas seres con super poderes e inmortales, aguantando climas extremos o presiones atmosféricas que ningún ser humano resistiría. Únicamente cuando el astro sol llegue a su fin, estos organismos podrían llegar al final de su existencia. Bastante increíble, ¿no lo crees?

Eso no es todo. Aproximadamente en abril del presente año, estos amiguitos llegaron a la luna y posiblemente se reproduzcan por esas localidades. ¿Y cómo llegaron ahí? Pues bien, todo comenzó porque una fundación mandó a la Luna un proyecto conocido como “Biblioteca Lunar”. Una especie de plan B en caso de que un evento externo e inesperado ocurra en nuestro planeta y termine con toda forma de vida en la tierra.

¿Qué iba a bordo de ese proyecto? Nada más y nada menos que un archivo DVD con más de 30 millones de páginas con la historia de la humanidad, visible a vista de microscopio llevando con ella muestras de ADN humano. Junto con esa información viajaban los pequeños tardígrados; aunque estos pequeñines iban pegados en una cinta adhesiva y otros en ámbar, completamente deshidratados.

Los científicos creen que a pesar de que se estrellaron, estas criaturas siguen con vida. Simplemente haría falta reanimarlos. ¿Cómo es eso? Cuando estas criaturas llegan a carecer de agua durante largos periodos, comienzan a secarse. Retraen sus ocho patas junto con la cabeza, arrugándose y formando una pequeña bola, hasta entrar en un profundo estado de animación suspendida que se asimila a la muerte.

Su metabolismo se ralentiza al 0,01%. Ahora bien, para que vuelvan nuevamente a la vida simplemente haría falta que estos se metieran en agua y así revivir, no importando que hayan pasado décadas; porque estos osos de agua pueden estar en ese estado durante mucho tiempo.

Llegará el día en que los tardígrados vean nuestra extinción o tal vez los científicos lleguen a estudiarlos más a fondo para transferir algunas de sus facultades al ser humano.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *