Rusia está cerca de quedar fuera de los Juegos Olímpicos por escándalo de dopaje

Rusia está cerca de quedar fuera de los Juegos Olímpicos por escándalo de dopaje

La Agencia Mundial Antidopaje (WADA, por sus siglas en inglés) ha recomendado vetar a Rusia durante cuatro años de las competencias internacionales debido a que sus investigadores descubrieron que se eliminaron los resultados positivos por dopaje de un laboratorio en Moscú, señalado como parte de una red de encubrimiento.

Esa base de datos fue entregada por las autoridades rusas en enero de este año, dentro de una disputa con la WADA que tiene su origen en un documental transmitido en noviembre de 2014 por la televisora alemana ARD. Este documental aseguraba que el gobierno ruso había organizado un plan de dopaje a gran escala para que sus atletas ganaran medallas en las Olimpiadas de Invierno de Sochi 2014.

Un año más tarde la WADA publicó un reporte que llevó a la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo a vetar a los competidores rusos de las pruebas de pista a nivel mundial. Se cree que una tercera parte de las medallas que ganó Rusia en Sochi fueron gracias al dopaje.

Fue por esa causa que en las siguientes Olimpiadas de Invierno, las de Pyeongchang 2018, los 168 atletas de la delegación rusa compitieron con el nombre Atleta Olímpico de Rusia, con uniforme neutral, sin mención de su país y bajo la bandera e himno olímpicos. Esos 168 atletas además debieron ser aprobados por el Comité Olímpico Internacional para cerciorarse de que no habían estado involucrados en la trama de dopaje.

La WADA tardó varios años en lograr que le fuera entregada la base de datos del laboratorio de Moscú señalado como parte del complot y lo que sus expertos descubrieron fue que no sólo se habían eliminado los resultados positivos sino que además se había fabricado evidencia para incriminar a Grigory Rodchenkov, exdirector del laboratorio y una de las personas que confirmó la existencia de la conspiración en la que tomó parte la FSB, la agencia de seguridad estatal que reemplazó a la KGB.

De acuerdo a una investigación encabezada por el canadiense Robert McLaren los agentes rusos usaron una barra de metal especialmente diseñada para abrir los frascos que contenían las muestras, que supuestamente son imposibles de destapar. Además de reemplazar las muestras les añadieron sal y café para alterar la consistencia, a pesar de que esto arrojaba resultados que eran fisiológicamente imposibles.

Bajo el nuevo reglamento que se aprobó en 2018 la WADA tiene la facultad de castigar a Rusia, algo que era imposible cuando se descubrió el escándalo en 2016.

Las recomendaciones de la WADA, que podrían ser aprobadas por el comité ejecutivo el próximo 9 de diciembre en París, prohibirían la participación de Rusia en las siguientes Olimpiadas de Verano, además de que Rusia quedaría imposibilitada para ser sede de eventos deportivos internacionales.

Esto podría afectar incluso los planes de la FIFA, que el veto de cuatro años a Rusia incluiría la Copa del Mundo de Qatar 2022. La única buena noticia para los rusos es que los cuatro juegos programados en San Petersburgo para la Eurocopa 2020 no serían cancelados, ya que se trata de un torneo regional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *