Neuralink, el plan de Elon Musk para conectar nuestro cerebro a las máquinas

Neuralink, el plan de Elon Musk para conectar nuestro cerebro a las máquinas

Neuralink es una empresa respaldada por Elon Musk que busca conectar nuestros cerebros directamente a una computadora y están buscando voluntarios para hacer pruebas a fines de 2019.

De todos los proyectos en los que está involucrado Elon Musk del que menos información se tenía hasta hace unos días era Neuralink, aunque era evidente que tenía algo que ver con desarrollar una interfaz cerebro-máquina.

En la presentación Musk dio a conocer los detalles que hacen de Neuralink algo distinto a iniciativas como BrainGate, un sistema de implantes cerebrales desarrollado por la Universidad Brown para que personas con parálisis pudieran controlar computadoras o brazos robóticos con la mente.

En la presentación los responsables de Neuralink reconocieron el trabajo de otros investigadores, pero al mismo tiempo explicaron que su tecnología tendrá la ventaja de leer directamente la actividad neuronal de una forma que sea lo menos invasiva posible.

¿Cómo funciona? El elemento más innovador de Neuralink es que los implantes son “hilos” flexibles que se cosen a lo largo y ancho del cerebro.

Se trata de sensores microscópicos, mucho más delgados que un cabello humano, que se conectan al cerebro con una máquina que puede implantar seis hilos (192 electrodos) por minuto, hasta llegar a más de 3,000 electrodos a lo largo de 96 hilos.

Esta máquina parece una cruza entre un microscopio y una máquina de coser. La verdad es que su aspecto es poco amigable, aunque está diseñada para evitar los vasos sanguíneos y además los hilos se pueden mover dentro del cráneo, siguiendo el desplazamiento natural del cerebro y evitando así lesiones.

Según Musk, el gran problema de interactuar con la inteligencia artificial es el ancho de banda. En otras palabras, nuestro cerebro puede recibir mucha más información de la que puede transmitir, con la voz o a través de un teclado, pero si la menta pudiera comunicarse directamente con una máquina se podría llegar a una fusión completa del ser humano con la tecnología.

Neuralink ha desarrollado un chip capaz de leer, limpiar y amplificar las señales del cerebro, aunque por el momento sólo puede transmitirla con una conexión USB-C.

El objetivo final es instalar cuatro sensores en el cuerpo de los usuarios para que se conecten de forma inalámbrica a un dispositivo que se usará detrás del oído y que será la única parte de Neuralink que necesite una batería.

Para llegar a esa meta será necesario tener el permiso de las autoridades estadounidenses antes de hacer pruebas con humanos. Mientras tanto, Neuralink está haciendo experimentos con ratas para perfeccionar la plataforma y si tienen éxito uno de los escenarios recurrentes de la ciencia ficción podría volverse realidad en unos cuantos años.

 

Fuente: https://www.nytimes.com/2019/07/16/technology/neuralink-elon-musk.html

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *