Mejores sencillos de la semana: The New Pornographers, The 1975, Lynda Kay

Mejores sencillos de la semana: The New Pornographers, The 1975, Lynda Kay

Como cada semana hemos escuchado una gran cantidad de canciones en todos los géneros para seleccionar las tres mejores, en esta ocasión con el regreso de los New Pornographers, el lado más agresivo de The 1975 y una grabación que revela el lado más sensible del mítico líder de Motörhead.

The New Pornographers – “The Surprise Knock”

El punto más alto del colectivo canadiense New Pornographers sigue siendo su álbum debut, Mass Romantic, editado en el ya lejano año 2000. Sus producciones más recientes no habían tenido el mismo impacto, pero los dos sencillos que se han estrenado hasta ahora del que será su octavo disco nos dan motivos para ser optimistas.

El segundo de ellos, “The Surprise Knock”, nos transporta a 2005, la época cuando grabaron Twin Cinema y eso no es ninguna casualidad. La banda grabó una versión distinta de la canción y luego la modificó para regresar a ese estilo, con las melodías sobrepuestas y las guitarras ligeramente distorsionadas que los distinguen.

 

The 1975 – “People”

The 1975 es una banda que divide opiniones. Para unos Matt Healy es el mejor frontman del rock actual, para otros la banda recicla los elementos más trillados del pop y los vende con la etiqueta de “música alternativa”. Las dudas sobre la capacidad de The 1975 para mostrarse sinceramente indignados se disipan con “People”.

“Wake up, wake up” grita Healey en cuanto inicia la canción, desgarrándose la garganta para invitarnos a tomar acciones reales en lugar de seguir contemplando la realidad a través de una pantalla. Es lo más cerca que ha estado The 1975 del punk y puede ser suficiente para convencer a los escépticos.

 

 Lynda Kay con Lemmy Kilmister – “The Mask”

En 1979, justo cuando estaba en el proceso de grabar algunos de los mejores discos en la historia del rock pesado (Overkill, Bomber), Lemmy Kilmister empezó a componer esta balada country, aunque no fue sino hasta 2009 que la completó y la grabó a dueto con la cantante texana Lynda Kay.

Durante años se creyó que la grabación se había perdido, pero ahora, dos años después de la muerte de Lemmy, sale a la luz como el primer sencillo del disco Black & Gold, de Lynda Kay. Los que conocen a fondo la discografía de Motörhead y ubican canciones como “1916” o “Don’t Let Daddy Kiss Me” no estarán tan sorprendidos por esta balada.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *