La intolerancia al gluten podría revertirse con un tratamiento a base de nanotecnología

La intolerancia al gluten podría revertirse con un tratamiento a base de nanotecnología

Hay mucha gente que evita comer gluten a pesar de que no tienen dificultades para digerirlo. Pero para las personas que sufren de celiaquía esto no es una moda sino un problema real, por lo que un posible tratamiento con nanotecnología es una buena noticia.

Dicho tratamiento consiste en encapsular un alérgeno dentro de una partícula biodegradable. Las defensas del cuerpo no responden a la presencia de esta nanopartícula, al considerarla inofensiva, por lo que el organismo simplemente envía glóbulos blancos llamados macrófagos para que limpien este desecho.

De este modo el macrófago desactiva la respuesta del sistema inmune que puede causar un trastorno como la enfermedad celíaca y así se puede entrenar al organismo a tolerar el gluten. En las personas que padecen de celiaquía la presencia del gluten provoca una inflamación el estómago que daña el revestimiento del intestino delgado y produce complicaciones médicas, además de dificultar la absorción de nutrientes.

Para este primer estudio la nanopartícula contenía una proteína llamada gliadina, que es uno de los componentes del gluten y que por sí misma puede causar la reacción inflamatoria. Los voluntarios recibieron la nanopartícula en dos inyecciones, con una semana de diferencia, y siete días después del segundo tratamiento se incluyeron en su dieta 12 gramos de gluten durante tres días y después 6 gramos de gluten cada día durante 11 días.

La mayoría de los participantes mostraron una mayor tolerancia al gluten después de recibir las nanopartículas, con una reducción en los síntomas de 90 por ciento en comparación al grupo de control. Serán necesarias más pruebas clínicas antes de que el tratamiento esté disponible de forma comercial, pero de cualquier manera estas son buenas noticias para las personas con celiaquía, cuya única opción hasta ahora es llevar una dieta libre de gluten.

Esto significa que deben evitar por completo todos los alimentos que contienen gluten, como son el trigo, la avena, la cebada y el centeno (TACC), así como todos sus derivados. El pan, las galletas, la cerveza, las golosinas y muchos otros productos pueden provocarles problemas si contienen como ingredientes algún derivado de TACC.

Para los que sufren de celiaquía los alimentos de consumo libre son las frutas, verduras, carne, huevo, leche, azúcar, aceites, legumbres, arroz y maíz. Esta dieta es permanente, comer cualquier cantidad de gluten daña el intestino de los pacientes y los niveles de anticuerpos pueden tardar más de un año en volver a la normalidad cuando una persona deja de consumirlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *