La inteligencia artificial es la nueva herramienta para prevenir tiroteos masivos

La inteligencia artificial es la nueva herramienta para prevenir tiroteos masivos

En México tragedias como la del Colegio Cervantes de Torreón, un tiroteo escolar donde un niño de 11 años mató a una de sus maestras e hirió a seis estudiantes antes de suicidarse, siguen siendo poco comunes. En Estados Unidos, sin embargo, son hechos que podemos describir como cotidianos. De acuerdo a algunos recuentos, hubo en ese país un total de 434 tiroteos a lo largo de 2019, más de uno al día.

Athena Security es una empresa estadounidense que está buscando una solución con tecnología que ya existe. Sus fundadores, Lisa Falzone y Chris Ciabarra, notaron que las cámaras de seguridad, que ocupan casi todos los espacios públicos, podrían hacer más para prevenir este tipo de incidentes.

Cada vez es más común que los sistemas de vigilancia usen la inteligencia artificial con fines de reconocimiento facial, lo que para muchas personas se presta para abusos. En China, por ejemplo, el gobierno está usando dicha tecnología para identificar a las personas que salen a la calle en pijama, una tradición que se ha mantenido a pesar de los esfuerzos de las autoridades por erradicarla. Con el software de reconocimiento facial los infractores son identificados y se les expone en redes sociales para avergonzarlos por tener un “comportamiento incivilizado”.

El software desarrollado por Athena Security se enfoca en detectar automáticamente la presencia de armas de fuego o cuchillos en tiempo real. Las imágenes son capturadas por las cámaras de vigilancia que ya están instaladas en el lugar y la inteligencia artificial detecta 990 tipos de armas de fuego, así como cuchillos o cualquier tipo de agresión. El sistema tiene un 99 por ciento de efectividad y alerta a la policía de lo que está sucediendo en menos de tres segundos.

De acuerdo a los ejecutivos de la empresa su sistema protege la privacidad al difuminar los rostros. El software no está diseñado para identificar a cada persona. Los datos que recoge el sistema no son enviados a la nube, permanecen siempre en poder de Athena Security y no se usan posteriormente con fines comerciales.

Este problema es tan grande que la empresa ya tiene competidores. La firma canadiense Patriot One Technologies está desarrollando técnicas a partir de aprendizaje automático y sensores de radar de microondas para localizar objetos como armas, cuchillos o explosivos que pueden estar ocultos entre la ropa o en una maleta.

Es necesario recordar que en Estados Unidos hay muchos estados donde llevar un arma oculta está permitido (“concealed carry”), por lo que estas empresas, además de mejorar su tecnología, tendrán que preocuparse por ajustarse a la legislación local.

Tanto Patriot One como Athena Security han obtenido contratos y financiamiento en cantidad suficiente para pensar en llevar sus sistemas de seguridad a otros países.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *