La crisis en el Napoli y la “concentración” como castigo para los jugadores

La crisis en el Napoli y la “concentración” como castigo para los jugadores

Después de empatar contra el Salzburgo en la Champions, el Nápoles, con todo y “Chucky” Lozano, vive una tremenda crisis por el enfrentamiento entre los jugadores y el dueño, lo cual reavive el debate sobre cómo se debe disciplinar a un futbolista profesional.

El principio de temporada no podría ser peor para el equipo napolitano, pues se encuentra a 11 puntos del líder general, Juventus, y marcha en séptimo lugar de la tabla cuando está acostumbrado a ocupar puestos de Champions.

Fue precisamente en la Champions donde tuvo su más reciente descalabro, al empatar con el modesto Salzburgo cuando una victoria le aseguraba la calificación a la siguiente fase. Las consecuencias se hicieron sentir de inmediato, pues los jugadores desobedecieron la orden de permanecer en la concentración hasta el domingo y se marcharon a sus casas. Trascendió que los futbolistas del Napoli sentían que su desempeño sobre el terreno de juego había sido el adecuado, a pesar del empate, y por eso les pareció injusto el castigo.

El único en regresar a las instalaciones de Castel Volturno fue el director técnico Ancelotti, quien ya había manifestado su desacuerdo con la decisión de hacer que los jugadores se concentraran y que evitó hablar con los medios después del partido de Champions, a pesar de que esto contradice las obligaciones que el Napoli tiene con la UEFA.

La situación es tan tensa que en las redes sociales del equipo también se ha guardado un silencio absoluto, aunque los medios de comunicación italianos han dado a conocer que los jugadores le informaron a Edoardo De Laurentiis, vicepresidente del Napoli, sobre su decisión de no acudir a la concentración, que en Italia se llama “ritiro” y es usada con frecuencia como herramienta para disciplinar a los jugadores.

Fue el entrenador argentino Helenio Herrera el precursor del “ritiro” en Italia, como una forma para evitar distracciones en sus jugadores antes de un partido. De hecho, se dice que desde su etapa previa en el futbol argentino Herrera se preocupaba tanto por el estado de ánimo de sus futbolistas que acostumbraba saltar a la cancha primero para que los hinchas del equipo contrario lo insultaran y no tuvieran energía para seguirle gritando a sus jugadores.

Una anécdota ilustra lo importante que era para Herrera la concentración. El delantero Sandro Mazzola recuerda que en una ocasión se escapó junto con Tarsicio Burgnich después de notar que el entrenador había apagado las luces de su cuarto. Cuando salían de ahí se dieron cuenta que era una trampa de Herrera porque el entrenador los observaba desde su ventana, moviendo la cabeza en señal de reproche.

Es normal que los equipos de futbol que juegan de visitante pasen la noche previa en un hotel, pero también se ha vuelto una costumbre hacerlo cuando se juega de local y en Italia es muy común que se les pida a los jugadores concentrarse cuando el equipo atraviesa una mala racha.

Por lo pronto el presidente y accionista mayoritario del Napoli, Aurelio De Laurentiis, el padre de Edoardo, anunció sanciones para los jugadores, se dice incluso que esto podría precipitar la salida de Ancelotti de la institución.

Los expertos en derecho deportivo aseguran que el club no puede obligar a sus futbolistas a pasar la noche lejos de sus hogares como forma de castigo, un ejemplo de cómo hay tradiciones en el futbol que no se ajustan del todo a lo que dicen las leyes, en este caso laborales.

El próximo partido del Napoli es este sábado contra el Genoa. Será la oportunidad para comprobar si este conflicto entre De Laurentiis y su equipo seguirá afectando al equipo o si, por el contrario, será un aliciente para que el Napoli retome su nivel.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *