La actividad humana podría ser la culpable del aumento del sargazo en el Atlántico

La actividad humana podría ser la culpable del aumento del sargazo en el Atlántico

En estos días se ha hablado mucho del problema del sargazo en las costas del Golfo de México, del impacto que esto tiene en el turismo y de las medidas que se están tomando para controlarlo. Lo que no se ha mencionado tanto son las posibles causas del crecimiento sin control de esta alga que forma parte del ecosistema marino.

Es probable que hayas oído hablar en algún momento del Mar de los Sargazos, una región en el Atlántico que se caracteriza por la falta de vientos o corrientes marinas y por tener una gran cantidad de plancton y algas. En tiempos antiguos, cuando los barcos dependían del viento para moverse, los marineros tenían un gran temor a quedar atrapados ahí. El Mar de los Sargazos llegó a ser conocido como un cementerio de barcos.

Pero eso no explica por qué a partir de 2011 esta alga, que flota en la superficie del océano porque tiene burbujas parecidas a uvas, se ha multiplicado al grado de cubrir las playas de varios países en el Caribe. Al llegar a la costa las plantas se pudren y liberan un olor a azufre, lo que obviamente tiene un efecto negativo en el turismo. Cuando el sargazo muere en medio del océano se hunde y se cree que afecta a los arrecifes de coral, además de que puede ser un peligro para las tortugas marinas.

El color café del sargazo en la superficie del agua se puede rastrear desde el espacio con la ayuda de satélites y gracias a esta información un equipo de investigadores ha determinado que hay dos posibles causas para el aumento exagerado del alga este año.

Chuanmin Hu, el científico marino de la Universidad del Sur de la Florida que encabezó el estudio, ha explicado que para que el sargazo crezca tanto la química del océano tiene que haber cambiado. Una de las causas que señala el estudio es natural y es un fenómeno conocido surgencia o afloramiento donde el agua de las profundidades, que es rica en nutrientes, sube hasta la superficie. Los datos indican que esto sucedió en el Oeste de África.

Pero la otra razón de que el sargazo esté causando tantos problemas sí está relacionada directamente con la actividad humana. Los científicos no podían medir directamente los niveles de nutrientes en el agua pero pudieron deducirlo al examinar la cantidad de clorofila en el agua, ya que este pigmento refleja una mayor cantidad de luz verde que el agua que la rodea.

En 2009 los niveles de clorofila aumentaron drásticamente en la desembocadura del Amazonas y se han mantenido así en años posteriores, probablemente debido a la deforestación y el uso de fertilizantes río arriba. Los autores creen que esta pudo ser la causa principal del aumento del sargazo en una zona donde antes no era tan común, con el resultado que estamos viendo.

Los investigadores aclaran que la evidencia es preliminar y se basa en datos limitados, por lo que serán necesarios más estudios para confirmar esta hipótesis. Además, hay que decir que eliminar todo el sargazo que flota en el mar tampoco es una opción porque esta alga es el hogar de muchas especies marinas que se han adaptado para vivir en ese hábitat. El problema se da cuando se multiplica sin control.

Por lo pronto, los científicos han bautizado a este fenómeno como el Gran Cinturón de Sargazo del Atlántico y nos dicen que es muy probable que sea algo permanente.

Fuente: Science  (https://www.sciencemag.org/news/2019/07/world-s-largest-patch-seaweed-and-it-s-growing-unexpected-place)

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *