Ha muerto a los 75 años Rutger Hauer, el famoso replicante de Blade Runner

Ha muerto a los 75 años Rutger Hauer, el famoso replicante de Blade Runner

Se ha dado a conocer que el actor holandés Rutger Hauer, quien interpretara al replicante Roy Batty en el clásico Blade Runner, falleció el pasado viernes, aunque su familia esperó a que se celebrara el funeral para hacerlo público.

La escena más recordada de la carrera de Hauer es sin duda el monólogo final de Blade Runner, donde su personaje, un androide con capacidades físicas e intelectuales superiores a la de un humano pero que a cambio tiene un periodo de vida de unos cuantos años, lamenta que sus recuerdos se perderán “como lágrimas en la lluvia”.

Es una de las frases más famosas del cine de ciencia ficción y fue una aportación del actor, quien no estaba muy contento con el monólogo de una página que venía en el guión, por lo que al momento de rodar la escena eliminó casi todo y añadió la última oración.

El director Ridley Scott respetó esa decisión, dando pie a uno de los momentos más poéticos y enigmáticos de la historia del cine.

No obstante, sería injusto reducir la carrera de Hauer a un solo personaje, ya que su carrera abarcó más de 170 series y películas. Fue un actor muy popular en su país natal desde su debut en 1969 en Floris, serie de televisión sobre caballeros medievales que fuera dirigida por Paul Verhoeven.

Verhoeven también fue el director de Turkish Delight (1973), la primera cinta que estelarizó Hauer y que estuvo nominada al Oscar como mejor película de habla no inglesa. Los dos volvieron a trabajar juntos en Soldier of Orange (1977), sobre un grupo de estudiantes que se unen a la resistencia contra los Nazis en la Segunda Guera Mundial.

Estas actuaciones le abrieron las puertas del cine internacional, aunque sería hasta 1981 que debutó en Hollywood, interpretando a un terrorista en Nighthawks, cinta policiaca de Sylvester Stallone. Al año siguiente participó en Blade Runner y durante el resto de su vida siguió trabajando de forma ininterrumpida, por lo general interpretando a villanos o a héroes de moralidad cuestionable, como en Flesh + Blood (1985), una violenta historia medieval donde se reencontró con Verhoeven.

Fue en el cine de serie B que Hauer encontró la libertad para crear algunos de sus personajes más memorables. Una de las grandes actuaciones de Hauer fue como psicópata en The Hitcher (1986), donde aterrorizaba a un joven que cometía el error de darle aventón al inculparlo de sus crímenes.

Lo recordamos también como Nick Parker, el protagonista de Blind Fury (1989), un soldado estadounidense que pierde la vista combatiendo en Vietnam pero que aprende a manejar la espada a pesar de su discapacidad.

Rutger Hauer nunca perdió vigencia. En 2011 tuvo el papel principal en Hobo with a Shotgun, un homenaje al cine de acción más delirante que se basó en un tráiler falso de Grindhouse, la conocida película de Quentin Tarantino y Robert Rodriguez.

En su país Hauer recibió varios premios por su trayectoria, aunque él declaró que se sentía más orgulloso de la Fundación Starfish, que estableció para ayudar a niños y madres en su lucha contra el SIDA.

 

Artículos más vistos:

  • Midsommar nos guía por el atractivo y el horror de los rituales paganos Por: Marco González Ambriz El año pasado el director Ari Aster deslumbró con La herencia del diablo, un debut en el largometraje que se colocó fácilmente entre las mejores películas de terror de los últimos tiempos. Aster…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *