Gracias a la impresión 3D Adam Savage construyó un traje de Iron Man que vuela de verdad

Gracias a la impresión 3D Adam Savage construyó un traje de Iron Man que vuela de verdad

Adam Savage, uno de los conductores del popular programa Mythbusters, construyó una réplica del traje de Iron Man que puede volar por sí mismo. Savage pudo diseñar esta increíble armadura gracias al apoyo de Marvel Studios, la Escuela de Minas de Colorado y un jetpack proporcionado por Gravity Industries.

Durante catorce temporadas Adam Savage fue uno de los conductores del programa Mythbusters del Discovery Channel.

Ese programa, que ponía a prueba mitos y leyendas urbanas con ayuda de la tecnología, llegó a su fin en 2014 (aunque muchos siguen suspirando por Kari, una de las copresentadoras), pero ahora Adam está de vuelta con Savage Builds, una serie nueva donde usa todo su conocimiento de ingeniería y mecánica para hacer realidad proyectos sacados directamente de la ciencia ficción.

En el primer episodio Savage se dio a la tarea de reconstruir la armadura de Tony Stark, sin los rayos repulsores y sin la voz de Paul Bettany pero con la facultad de volar, y consiguió algo que es prácticamente idéntico a lo que vimos en las películas.

Savage se ajustó por completo al diseño de la versión cinematográfica y para eso contó con el apoyo de Marvel Studios, que le facilitó los planos del traje para que el conductor pudiera recrearlos con la impresora 3D de la Escuela de Minas de Colorado, una universidad pública de ingeniería que tenía el equipo necesario para elaborar las partes con titanio.

La réplica de Adam Savage de hecho es a prueba de balas, ya que resiste el impacto de un proyectil de .22, .9 y .45 milímetros, aunque basarse en el diseño de la versión cinematográfica tiene sus inconvenientes. Las rodillas no se doblan correctamente y la visibilidad del casco es pobre, lo cual se explica porque el traje que usó Robert Downey Jr. se creó pensando en que tenía que verse bien en pantalla y no tanto en la comodidad del usuario.

Para que el armatoste pudiera elevarse por los aires fue necesaria la tecnología de Gravity Industries, empresa que desde 2017 elabora jetpacks de última generación.

Richard Browning, su fundador, fue el encargado de darle a Savage las lecciones de vuelo indispensables para que se elevara cinco metros por encima del suelo, aunque en última instancia fue Browning quien tuvo que usar la armadura durante la fase de pruebas.

La réplica tiene un motor principal en la espalda y dos secundarios en cada brazo, de modo que el piloto puede ajustar su posición moviendo las extremidades. La clave para controlarlo es tener un buen sentido del equilibrio, algo que es más fácil si uno ha practicado algún deporte que involucre esa habilidad, como gimnasia o escalada.

Por lo que podemos ver, Savage Buils será un programa muy atractivo para todos los interesados en los procesos de fabricación de objetos que al parecer sólo podían existir en la ficción.

Fotografías: https://www.instagram.com/therealadamsavage/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *