Cuida tu piel en el gimnasio

Cuida tu piel en el gimnasio

No sólo basta cuidar tu cuerpo con las rutinas de ejercicios, también es importante prestar atención a la piel, el órgano más grande que tienes: el cual posee aproximadamente el tamaño de una toalla que equivale a dos metros cuadrados y su peso total es de tres kilogramos.

Durante y después del entrenamiento, la piel puede presentar reacciones, que en ocasiones se generan por no cuidarla adecuadamente. Las lamentaciones no son buenas, lo ideal es tomar medidas. Si estás listo comienza a cuidarla:

Limpia los aparatos antes de utilizarlos

¿Sabías que los gimnasios son los escenarios ideales para el desarrollo de E coli, estreptococo y el virus de la influenza? En teoría, la limpieza de los aparatos debe ser obligatoria en los gimnasios. Lamentablemente los usuarios no siempre son responsables y olvidan desinfectar su zona después de haberla utilizado. Por tal razón, es importante que cargues contigo toallitas húmedas y / o desinfectantes para evitar alergias y la propagación de bacterias y gérmenes.

Utiliza auxiliares termogénicos e hidratantes

En el mercado existen un sinfín de productos que te ayudarán a obtener mejores resultados al hacer ejercicio. Asegúrate de llevar contigo aquellos que, además de brindarte un efecto termogénico para la tonificación, te ayuden a darle a tu piel elasticidad. Torongia cuenta con dos líneas especializadas para cada parte del cuerpo; la línea black y la línea silver, en las cuales encontrarás ingredientes como el CLA, la L Carnitina y la toronja, de mucha funcionalidad para tu piel.

Seca tu sudor adecuadamente

Lo idea es hacerlo con una toalla limpia, suave y absorbente, no con tu playera.
Para muchos, limpiarse el sudor con la playera resulta cómodo; sin embargo, el hacerlo de manera constante solamente ayudará a que la grasa se acumule en tu piel promoviendo la aparición de acné. Es importante que limpies y sustituyas constantemente la toalla que uses para secar tu sudor, ya que las bacterias pueden vivir en las fibras de la tela por mucho tiempo.

Cuidado al limpiarlo

El concepto de limpieza facial comprende varios elementos; el uso de un shampoo dermolimpiador como el de Torongia, el cual tiene una fórmula suave, natural y compatible con el manto ácido de la piel. Humedecer el rostro previo a la aplicación del shampoo para lograr el efecto espuma es básico, realizar un masaje circular de un minuto en todo el rostro y cuello, enjuagar con abundante agua hasta cerciorarte de que no quede rastro.

Un consejo final: nunca esperes a tener sed para beber agua, es indispensable mantenerte hidratado durante el entrenamiento, pues el sudor deshidrata y puede provocar fatiga, mareos e incluso calambres.

 

Artículos más vistos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *