Cuenta menos calorías en tu snack

Cuenta menos calorías en tu snack

¿Quién no ha luchado contra la báscula y la dieta para perder peso? Basta que te impongan alguna restricción alimenticia para que la desees desesperadamente. Los snacks son una herramienta valiosa en cualquier dieta, pues se ingieren entre comidas, brindan saciedad y evitan los famosos atracones.

Ayudan a mantener los niveles de azúcar estables en la sangre, por lo que brindan un shoot extra de energía, cuando empiezas a sentir hambre o un ligero bajón de vitalidad, incluso es probable que empieces a bostezar. En pocas palabras logran que tu mente se mantenga alerta y el estomago satisfecho entre comidas, de acuerdo con Michigan State University Extension.

Esos pequeños bocadillos entre comidas, lograrán mantener el metabolismo acelerado, con lo que se evita que el cuerpo entre en estado de hambre, lo que ralentizará el metabolismo y facilitará el aumento de peso.

Obvio el bocadillo que más desearás entre comidas es algo dulce, dicho antojo se suscita pues empiezan a descender los niveles de azúcar en la sangre. Sin embargo, comer un pastelillo o un refresco puede provocar un pico alto de azúcar, pero rápidamente volverás a sentir hambre, estarás malhumorado, somnoliento e incluso es probable que pierdas la concentración.

Opción inteligente

Un snack saludable, por el contrario, es como una ligera carga de combustible que logrará inyectar energía y aumentar el enfoque cognitivo, al liberar un flujo constante de glucosa en el cerebro.

Los especialistas sugieren un snack que contenga entre 70 y 100 calorías, que contengan fibra y que sean bajos en azúcar. Por ello la nueva versión de los snacks de Fiber One, se convierten en una excelente solución, pues aportan únicamente 70 calorías y 2 g de azúcar, pero contienen 6 g de fibra por pieza.

Olvida la culpa

“Es importante tener en mente que el placer es uno de los factores más importantes al momento de elegir nuestros alimentos,” comentan la Lic. Gina Salamé, la Lic Raquel Lobatón y la Maestra Ilana Borovoy,  nutriólogas expertas en Alimentación Intuitiva. Explicaron que cuando las personas sienten restricción y no pueden comer lo que se les antoja,  experimentan culpa y muchas veces llegan a comer el alimento “prohibido” de forma descontrolada. “Los nutriólogos deben recordar la importancia de involucrar la satisfacción o placer en el diálogo con los pacientes.”

Las expertas comentaron, adicionalmente, que al antojo hay que atenderlo y honrarlo, y que cuando la persona se da el permiso incondicional de comer es mucho más fácil que se conecte con sus señales internas de hambre y saciedad.

La nueva versión de FIber One, cuenta con brownies y barras, que se convertirán en una deliciosa y practica opción para incluirlos cuando te encuentras a dieta y vencer los momentos de antojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *