Cinco hábitos que cambiarán tu salud

Cinco hábitos que cambiarán tu salud

La llegada del verano puede representar una buena oportunidad para implementar estrategias saludables en tu estilo de vida y sentirte mejor.

El mayor obstáculo puede ser la inercia en la que se vive el día a día actualmente. Sin embargo, pequeños cambios lograrán la diferencia y lo mejor es que no son necesarias grandes inversiones para mejorar tu calidad de vida significativamente.

  1. Estírate antes de levantarte de la cama. Mientras duermes tus músculos pierden tono y líquido, que se acumula en tu espalda, cuanto te estiras logras que el líquido vuelva a su sitio; además llevarás tus músculos fuera de su rango de movimiento habitual y evitarás sentir rigidez al momento de incorporarte. Basta con estirar tus brazos por encima de tu cabeza y tus pies por fuera de la cama.
  2. Apuesta por la proteína en tus tres comidas principales del día, te ayudará a reforzar el sistema inmunológico, además de mantener en forma los músculos, los huesos, la sangre, el cabello y las uñas. Encuéntrala en la avena, pescado, tofu, carne, pollo. Se ha comprobado que al brindarte saciedad, quema grasa y preserva el músculo.
  3. Mantén tu cuerpo en movimiento, realizar ejercicio no solo aumentará tu energía y tu seguridad en ti mismo, también reduce el riesgo de sufrir algunos tipos de cáncer, de acuerdo con la Sociedad Americana de Oncología. ¿Sabías que los hombres tienen mayores posibilidades de sufrir un ataque cardíaco en comparación con las mujeres? Afortunadamente el ejercicio reduce el riesgo de sufrir enfermedades del corazón. 30 minutos o una hora cada tercer día lograrán la diferencia.
  4. Inhala y exhala suavemente cuando el estrés sea tu verdugo. El papel fundamental de la respiración es absorber oxígeno y expulsar dióxido de carbono a través de los movimientos en los pulmones. Cuando estás bajo estrés tu patrón de respiración se altera y rompe con el equilibrio de tu cuerpo, además de provocar ansiedad. Bastarán unos minutos para que aspires aire lentamente mientras llenas tu abdomen con aire y lo expulsas lentamente por la nariz. Te sentirás diferente rápidamente.
  5. Aprovecha las tardes soleadas para caminar un poco, sin lugar a dudas tu estado de ánimo mejorará, es tan eficiente que suele disminuir la ira y la hostilidad. Al exponerte a la luz solar sintetizarás la vitamina D en la piel y prevendrás la aparición de enfermedades autoinmunes en tu organismo.

Como puedes ver no es necesario inscribirte en un gimnasio ni seguir una rutina de ejercicios que te quite demasiado tiempo.

Recuerda que la formación de un hábito puede tardar entre tres semanas y dos meses porque se necesita la creación de nuevas neuronas para que lo hagas sin pensarlo. Un poco de perseverancia es suficiente para generar un cambio que todo el mundo notará.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *