Cabecear la pelota en el futbol puede dañar el cerebro de las mujeres más que el de los hombres

Cabecear la pelota en el futbol puede dañar el cerebro de las mujeres más que el de los hombres

Golpear la pelota con la cabeza en el soccer podría conllevar un riesgo más grande para las mujeres, de acuerdo a un nuevo estudio que se ha puibllicado en el número más reciente de la revista científica Radiology.

Es sabido que las atletas tienen peores síntomas después de sufrir algún tipo de daño cerebral en comparación a sus colegas masculinos, pero hasta ahora no se había realizado un cotejo cuidadoso de los cerebros de ambos sexos tras realizar una cantidad importante de remates de cabeza.

Entre 2013 y 2016 un grupo de científicos Colegio de Medicina Albert Einstein, en el Bronx, reunió a 98 jugadores de futbol soccer de equipos de aficionados, incluyendo a estudiantes universitarios.

A continuación, los investigadores compararon a los jugadores de ambos sexos que habían golpeado la pelota con la cabeza en un número similar de ocasiones a lo largo del año previo. Para los hombres el promedio era de 487 veces, mientras que en las mujeres el número era un poco más bajo, con 469 ocasiones.

A pesar de que las cifras eran similares, los cerebros de las mujeres mostraba un mayor número de áreas que mostraban signos de daños microscópicos.

Mediante un tipo de resonancia magnética llamado imagenología de tensor de difusión se identificaron regiones del cerebro con cambios en la sustancia blanca, que son grupos de fibras que se encargan de enviar mensajes.

En algunos casos, estas zonas alteradas indicaron posible daño a los axones de las fibras nerviosas y a la mielina, que es la capa que las protege y que acelera el envío de las señales.

En los hombres solo tres regiones del cerebro mostraron daño potencial asociado con la frecuencia en el cabeceo. En las mujeres, por el contrario, ocho regiones del cerebro exhibieron signos de daño por la misma causa.

Estos cambios cerebrales no fueron suficiente para causar síntomas en los jugadores aficionados, pero los impactos repetidos al cerebro pueden contribuir a la pérdida de memoria y a la encefalopatía traumática crónica, una enfermedad que se encuentra en los jugadores de futbol americano profesional, los soldados y otras personas cuyos cerebros han sufrido de un trauma repetitivo.

Hasta el momento los investigadores desconocen por qué las mujeres están más expuestas a este riesgo. Las diferencias anatómicas en el cuello y la cabeza pueden ser un factor, junto con la genética y las hormonas, de acuerdo a los autores del estudio.

 

 

Fuente: Science News

 

 

Artículos más vistos:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *