Beck introduce el sonido electro futurista en su obra con Hyperspace

Beck introduce el sonido electro futurista en su obra con Hyperspace

Por: Pamela Villafuerte

Podría ser este el álbum más electrónico de Beck. Me suena muy experimental, suena a que estuvo muy clavado en las cajas de sonido y los efectos electrónicos que salen de simples computadoras. Esto no quiere decir que el sonido sea simple, o el álbum resulte una propuesta floja, todo lo contrario. Del pop suave de Colors en 2017 pasamos a esta gama de beats electrónicos llamada Hyperspace.

Unevenftul Days” resulta muy digerible al oído. Tanto la música como la voz nos transportan a un área de calma total, no llegamos a la meditación pero es una pieza que acaricia al escucha. Sí, resulta grata. Los destellos agudos se enlazan con los golpes cortos repetitivos a lo largo de la segunda mitad de la canción. Entonces, cuando ya estamos casi acostumbrándonos a esta serenidad, interrumpen de pronto acordes de banjo, muy Beck.

Saw Lightning” es una bien lograda mezcla entre el Beck joven y este nuevo que se adentra a la era electrónica y todo resulta en una pieza, tal cual, electro-folk. Sí, justo así, ¿qué instrumentos si no el banjo y la armónica son elementos clave en este género que el cantautor domina y tropicaliza con su propio estilo?

¿Qué tan acertado resulta lanzar discos con tan poco tiempo entre ellos? Recordemos que Colors tiene tan sólo dos años, pero, ¿eso qué importa si podemos encontrarnos con materiales de la calidad de Hyperspace?. La colaboración Beck-Pharrell Williams da como resultado la catorceava placa del creador de himnos como “Loser”, quien sigue demostrando la amplia gama musical que hay en su cabeza y parece no tener fin.

Encontramos en “Die Waiting”, fondeando sutilmente, muy debajo de la superficie,  la voz de la infravalorada Sky Ferreira, aquella que lanzó su último trabajo en 2012 y parece ahora ser la compañía ideal, primero de Charli XCX en “Cross You Out” y ahora con el californiano.

Dando paso a “Chemical” - sin dudarlo, mi tema favorito- suenan desde el primer segundo los clásicos sintetizadores synthwave que nos remontan a los primeros acercamientos con el espacio exterior, tan ajeno al ojo humano. Llegando lentamente al coro, este efecto se acentúa, la imagen de un Beck con casco reflejando un mundo desconocido llega a mi cabeza instantáneamente.

Encontrarnos con “Hyperspace” es como volver a los 80. El tema y en general el álbum brillan por su estética puramente retro futurista, la portada nos da esa idea desde un inicio. Beck se sumergió en este género de la mano también de Paul Epworth, Greg Kurstin y Terrell Hines para lograr este trabajo.

Sin duda, este nuevo lanzamiento nos separa un poco de lo que era Beck. No se arriesga a un punto extremo, pero la propuesta baja los decibeles de lo que normalmente conocemos de él. Acá las guitarras son suaves, los efectos de sonido entre futuristas y ambientales envuelven todo el álbum con una estela de paz ambiental. Qué mejor prueba que “Stratosphere”, toda la pieza nos toma de la mano y eleva hasta esta capa de la atmósfera.

En general, este trabajo electro futurista es como una postal espacial, lleno de escenarios con degradados de azules a grises, estrellas en el espacio y una navegación donde la gravedad acentúa los movimientos.

Casi cincuenta años de vida y trece discos respaldan la trayectoria del californiano que ha pasado, como todos lo artistas, por altibajo musicales; discos aplaudidos como el Morning Phase y otros poco ovacionados. Beck demuestra que puede hacer con su música lo que le plazca, mezclar folk, electrónica, rock, pop y aún así seguir siendo uno de los más queridos en la escena musical de este siglo.

Video oficial de “Uneventful Days”:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *