Alexandre Aja dirigirá una película interactiva sobre una casa embrujada

Alexandre Aja dirigirá una película interactiva sobre una casa embrujada

¿Eres de los que acostumbran gritarle a los personajes de las películas de terror que no entren al sótano o que se aseguren de que el villano está muerto antes de darle la espalda? Entonces seguramente te interesará el siguiente proyecto del director Alexandre Aja: una película sobre una casa embrujada donde el público podrá decidir el rumbo de la historia.

Hace unos meses se habló mucho de Bandersnatch, el episodio interactivo de Black Mirror donde cada espectador podía elegir entre varias opciones para llegar a un final diferente. Muchos intentaron todas las combinaciones posibles con tal de ver todos los desenlaces, algo que era posible gracias a que Bandersnatch se transmitió por streaming a través de la plataforma de Netflix.

En el caso de la siguiente película de Alexandre Aja, que será escrita por él mismo en colaboración con Jeff Howard (The Haunting of Hill House) y Nick Simon (The Girl in the Photographs), a partir de una idea de Howard y Mike Flanagan (Doctor Sleep), la experiencia será diferente porque será la decisión sobre las acciones de los personajes se tomará de forma colectiva, gracias a una tecnología donde el público de una función normal de cine podrá votar con sus celulares.

Y no estamos hablando de un corto experimental o de una película de bajo presupuesto, sino de una producción de Amblin Partners, empresa encabezada por Steven Spielberg, que tendrá los fondos necesarios para filmar todas las escenas que hagan esto posible. Para lograr esto Amblin usará la tecnología CtrlMovie de Kino Industries, la misma que se usó en Late Shift, cinta filmada en 2016 y donde el espectador tomaba el lugar de un estudiante que debía comprobar su inocencia después de ser obligado a participar en un robo a una casa de subastas.

Por medio de una aplicación en los celulares, los espectadores de la película de Aja, aún sin título, podrán hacer que los personajes escapen de la casa embrujada, o bien, si son más despiadados, asegurarse de que nadie salga de ahí con vida. Esto significa que habrá varios finales alternativos e incluso que la función no tendrá una duración fija.

Ha habido intentos previos por hacer realidad el cine interactivo. En 1992 la cadena Loews, en Estados Unidos, instaló joysticks en las butacas de varios de sus cines para exhibir el cortometraje I’m Your Man. Esto requería una inversión que no tenía sentido a menos que hubiera más películas interactivas, algo que tardó más de dos años en suceder. En 1995 llegó por fin Mr. Payback, donde la audiencia controlaba las acciones de un androide, aunque las críticas fueron muy negativas.

La ventaja para los productores de la nueva película de Alexandre Aja es que no tienen que convencer a los dueños de los cines de modificar las salas, solamente habrá que pedirle al público que descargue la app. En Hollywood muchos productores creen que una historia donde el espectador decide lo que pasa rompe con la ilusión narrativa del cine, pero el terror, donde es crucial que el público adopte el punto de vista del personaje (por eso son tan importantes en este género las tomas subjetivas) tal vez sea la mejor manera de convertir en tendencia algo que de otro modo podría ser una simple curiosidad.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *