Alexandra Savior, la melancólica voz del indie rock

Alexandra Savior, la melancólica voz del indie rock

En este espacio le dedicamos bastante atención a Angel Olson el año pasado. Sus sencillos nos conquistaron y el LP que sacó el año no nos decepcionó. Si eres como nosotros es muy probable que estés en busca de una voz femenina similar, sin ser idéntica, y para llenar ese hueco en tu vida estamos aquí para decir que Alexandra Savior es una muy buena opción.

Esta chica de apenas 24 años, se hizo de un nombre en la escena indie gracias a su colaboración con Alex Turner, el frontman de los Arctic Monkeys, quien fuera el encargado de producirle su disco debut, Belladonna of Sadness, que data del 2017.

Aquel primer disco recibió algunas críticas en el sentido de que era un proyecto alternativo de Turner más que la presentación de una nueva voz dentro la música. Con The Archer, el segundo disco de Alexandra Savior, nadie podrá argumentar lo mismo porque se trata de 10 canciones que fueron escritas en su totalidad por ella.

Además, Alexandra dirigió todos los videos musicales derivados de este material y se encargó también del arte del disco. Para ella fue muy importante tomar el control de cada uno de los aspectos de su segundo álbum porque con su disco anterior muchas veces sentía que la industria musical quería moldearla de acuerdo en sus necesidades en lugar de escuchar lo que tenía que decir.

The Archer es el título de ese segundo disco, con un sonido fuertemente influenciado por cantantes de la década de 1960 como Dusty Springfield o Nancy Sinatra y que, al igual que Angel Olson, nos transporta al cine que se hacía en esa época. La diferencia entre ambas cantantes es que Savior tiende a la melancolía, las diez canciones de The Archer reflejan ese momento de reconciliación contigo mismo que tienes cuando empiezas a superar un descalabro amoroso.

Pero The Archer no es un disco que repita el mismo sonido diez veces. “Soft Currents”, por ejemplo, tiene como elemento primordial a un piano y la canción que viene inmediatamente después, “Saving Grace”, a pesar de tener un ritmo parecido, tiene un estilo distinto gracias a la distorsión en las guitarras.

La producción, a cargo de Sam Cohen, se basa en muchos de los instrumentos que encontramos en los géneros típicamente estadounidenses, como el country, pero con un toque de psicodelia que la hace muy accesible para cualquier tipo de público.

Si hay algo que se le pueda critica a The Archer es algunas de las canciones son muy cortas para el potencial que tienen. Uno se queda con la sensación de que cada una de estas pequeñas narraciones sonoras podría extenderse más. Es una queja que nos gustaría tener siempre y por esa razón no dudamos en recomendar The Archer para cualquier tipo de escucha, no solamente los devotos del indie.

Video oficial de “Crying All The Time”:

 

Facebook: https://www.facebook.com/pg/AlexandraSavior/

Spotify: https://open.spotify.com/artist/2qqZbV6smvvtohQOUgZqKa

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *